Suscribase a mi blog, escriba su correo electrónico en el recuadro.

martes, 14 de junio de 2011

Creer y confiar en uno mismo

Creer y confiar en uno mismo
Autor: Luís Manuel Can Rosel

Te has puesto a pensar cuantas oportunidades has dejado pasar solo por que piensas que no puedes tener o que no es para ti lo que tanto deseas.

En la vida diaria muchas personas se conforman con lo poco que tienen, siempre están esperando que todo lo que desean les caiga del cielo, otros más esperan que algún día se saquen la lotería o simplemente se esperanzan de otras personas para que estas les resuelvan sus problemas.

¿Sabías que la solución a todos nuestros problemas esta dentro de nosotros mismos?

¡Sí!, la solución real a todos nuestros problemas esta dentro de nosotros en lo más profundo de nuestra mente. La mente esta facultada para proyectarte con imágenes las posibles soluciones en que puedes resolver tus problemas.

Pero, si la mente puede darnos esa maravillosa forma de resolver problemas, ¿Por qué mucha gente sigue en la misma situación? ¿Por qué no se ha superado? la respuesta es simple, por que la mayor parte de la gente no confían en su propia capacidad de poder solucionar sus problemas. Recuerda que todo ser humano que se encuentra en ésta vida tiene capacidades infinitas para enfrentar todos los retos que la vida misma tiene para cada uno de nosotros. Lo que hace falta es creer, tener fe y confiar en que podemos hacer muchas cosas por nosotros mismos. Recuerda que si tú no lo haces, nadie lo va hacer por ti.

El confiar en nosotros mismos eleva nuestra autoestima y hace que nos valoremos mucho más como Personas con las capacidades suficientes para lograr resultados en todo lo que nos propongamos hacer.

En la actualidad tenemos que ser más optimistas y podemos basarnos con los ejemplos que nos dan los niños. Cuando un niño o una niña quiere tener o hacer algo, no descansa hasta haberlo logrado u obtenido, solo recuerda como un niño o una niña es perseverante cuando esta empezando a caminar, a pesar de que se caiga, se lastime, llore por sus golpes y sus heridas, sabe muy bien que tiene que levantarse y volverlo a intentar hasta que logre caminar por completo sin ayuda y ese gran logro obtenido es para el resto de su vida.

Ahora piensa esto que es muy importante: ¿Quién le dice al niño que tiene que caminar? Acaso alguna vez que tú recuerdes, te dijeron que tenías que comenzar a caminar en alguna fecha en particular, que en tu intento te caerás y te lastimarás, ¿puedes recordar quien te dijo todo esto? solo reflexiona. A un niño nadie le dice cuando tiene que empezar a caminar, ni existe Papá alguno que sepa con que fecha exacta el niño comenzará a caminar, mucho menos que tendrá que sufrir en el intento, además de que los niños entre la edad de uno a dos años que es la edad aproximada cuando comienzan a caminar, todavía no comprenden al cien por ciento nuestras palabras. El niño o la niña comienzan a intentar a caminar el día que ellos lo decidan y lo hacen sin dudarlo, demuestran una gran confianza y creen en sí mismos que pueden hacerlo y se sienten motivados por que observan a sus Papas y a otras personas que caminan y también quieren caminar a pesar de que tengan que sufrir los dolores de sus caídas. Algo sumamente importante, los niños cuando están intentando caminar no se niegan a recibir ayuda, permiten que los ayuden hasta que sientan que ya pueden por sí solos hacerlo. Algo que los adultos tampoco seguimos haciendo es pedir ayuda cuando realmente la necesitamos. Todo esto quiere decir, que por naturaleza el hombre es de retos y necesita de los demás.

Entonces viene la siguiente pregunta, ¿Por qué ahora que somos personas adolescentes y adultas que se supone tenemos mayor madurez y más experiencias no hacemos lo que hacíamos cuando éramos niños? Ser perseverantes hasta obtener lo que deseamos, a pesar de que tengamos que sufrir.

Quiero agregar y aclarar algo antes de terminar, muchos niños no tienen la fortuna de poder caminar, pero han superado y se han aceptado tal y como son, que es uno de sus retos menos fáciles de lograr, pero lo consiguen y han sobre salido en otras cosas por que confiaron en sus capacidades, en sus aptitudes, confiaron plenamente en ellos mismos, por que saben que Dios les otorgo desde que nacieron una brillante inteligencia, la misma que Dios nos da a cada uno de nosotros.

Después de esta reflexión, te invito a que a partir de este momento creas, tengas fe y confíes en ti, valórate. Y cuando tengas algún problema cree y confía en que tu puedes y tienes la capacidad de encontrar una respuesta, así que tal vez lo primero que venga a tu mente pueda ser la solución que necesitas y si no es la que esperabas recuerda que tenemos la capacidad de poder seguir intentando hasta encontrar la mejor solución, te recuerdo una vez más, solo tú mismo lo puedes hacer, nadie más.

Para terminar te sugiero que a partir del día de hoy, mejores tu optimismo, cambia la palabra problema por la palabra oportunidad.

Mérida, Yucatán a Jueves 29 de Julio de 2004.

Todos los Derechos Reservados, Propiedad Intelectual,
© 2004, Luis Manuel Can Rosel.
Autorizo la reproducción total o parcial de éste artículo por cualquier medio o forma con la única condición de que no se modifique su contenido, mencionar su origen, el nombre del Autor y enviar un correo electrónico a cualquiera de las siguientes direcciones:
cr.luismanuel@gmail.com ; luismanuelcr@hotmail.com ;  para conocer la ubicación donde se esté usando el material que haya sido extraído de éste sitio; http://luismanuelcr.blogspot.com/ ; con el objetivo de llevar un registro, gracias.