Suscribase a mi blog, escriba su correo electrónico en el recuadro.

martes, 14 de junio de 2011

El Poder Seductor de la Mente

FE Y RAZÓN
El Poder Seductor de la Mente
Autor: Pbro. Basilio Ochoa López
Un científico de Phoenix, Arizona, quería probar una teoría. Necesitaba un voluntario que llegase a las últimas consecuencias. Lo consiguió en una penitenciaria.

Era un condenado a muerte que seria ejecutado en la penitenciaría de San Luis en el estado de Missouri, donde existe la pena de muerte ejecutada en la silla eléctrica. Al participante se le haría un pequeño corte en el pulso, lo suficiente para gotear su sangre. Con este experimento el condenando a muerte tenía la probabilidad de sobrevivir, y en caso contrario, fallecería con una muerte sin sufrimiento ni dolor.

El condenado aceptó, pues era preferible eso a morir en la silla eléctrica; además, tenía una oportunidad de sobrevivir.

El condenado fue colocado en una cama alta, de hospital, amarraron su cuerpo para que no pudiera moverse. Hicieron un pequeño corte en su pulso. Abajo de su pulso, fue colocada una pequeña vasija de aluminio. Se le dijo que oiría su sangre gotear en la vasija. El corte fue superficial y no alcanzó ninguna arteria o vena, pero fue lo suficiente para que él sintiera que su pulso fue cortado. Sin que él supiera, debajo de la cama había un frasco de suero con una pequeña válvula. Al cortar el pulso, fue abierta la válvula del frasco para que él creyese que era su sangre la que caía en la vasija. Cada 10 minutos el científico, sin que el condenado lo viera, cerraba un poco la válvula y el goteo disminuía. Mientras tanto el condenado creía que era su sangre la que estaba disminuyendo. Con el pasar del tiempo fue perdiendo color, quedando cada vez más pálido. Cuando el científico cerró por completo la válvula, el condenado tuvo un paro cardíaco y murió, sin ni siquiera haber perdido una gota de sangre.

El científico consiguió probar que la mente cumple, al pie de la letra, todo lo que le es enviado y aceptado por el individuo, sea positivo o negativo, y que tal acción envuelve a todo el organismo, sea en la parte orgánica o psíquica. (Desconozco el autor. Texto enviando por Lucy Ávila Novelo).

REFLEXIÓN

Esta historia no es más que una muestra de que nosotros hacemos lo que creemos, pero al mismo tiempo debe ser un alerta para llenar de cosas positivas nuestra mente. Esta no distingue lo real de la fantástico, lo cierto de lo equivocado, simplemente graba y cumple lo que le es enviado.

"Quien piensa en fracasar, ya fracasó antes de intentar". "Quien piensa en ganar, lleva ya un paso adelante".

Hijo, estamos en cuaresma, que es un tiempo para reflexionar, para poner en orden nuestra ideas y principalmente para llenarnos de Dios. La cuaresma nos puede ayudar a sacar todo lo negativo que tenemos en nuestra mente, todo lo que nos daña, como el odio, el rencor, la avaricia, el desamor, los celos, las envidias, el orgullo, el egoísmo, etc., todo lo que influye en nosotros y no permite que actuemos con caridad, bondad, amor, paz, etc.

Pobre hombre ¿no te parece?, se dejó ganar por lo que le dijeron y su mente la albergó; si él hubiera sabido que lo estaban engañando estaría vivo y a lo mejor arrepentido del delito que cometió, pero su mente fue más poderosa y su subconsciente obedeció a lo que le transmitieron.

No te dejes engañar y llena de cosas positivas tu mente. La inteligencia tiene que estar tomada de la mano de la razón y muchas veces es bueno que intervenga el corazón. Dios te bendiga y María Santísima te acompañe.- PBRO. B.O.L.

Puedes enviar tus comentarios y sugerencias al correo electrónico del Pbro. Basilio Ochoa López: padrebasilio@hotmail.com 

Fuente de este Artículo: Sección Editorial del Diario de Yucatán.
Todos los Derechos Reservados, Propiedad Intelectual del Pbro. Basilio Ochoa López,
© 2005, Luis Manuel Can Rosel.
Autorizo la reproducción total o parcial de éste artículo por cualquier medio o forma con la única condición de que no se modifique su contenido, mencionar su origen, el nombre del Autor y enviar un correo electrónico a cualquiera de las siguientes direcciones:
cr.luismanuel@gmail.com ; luismanuelcr@hotmail.com ;  para conocer la ubicación donde se esté usando el material que haya sido extraído de éste sitio; http://luismanuelcr.blogspot.com/ ; con el objetivo de llevar un registro, gracias.